PRESERVACIÓN DE UN HISTÓRICO VAGÓN-CISTERNA

El 22 de septiembre de 2020 culminó una importante actuación patrimonial iniciada meses atrás y que, gracias a la sensibilidad cultural de las dos empresas implicadas, ha dado como resultado la definitiva preservación de un singular vehículo ferroviario de nuestra historia colectiva, dotado de un extraordinario valor patrimonial.

Se trata de un vagón construido por la Compañía Auxiliar de Ferrocarriles, de Beasain (Guipúzcoa), en 1929, para la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España. Bajo la administración de ésta prestó diferentes tipos de servicio durante años. Llegados a 1941, quedó integrado en el parque de la recién constituida Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles (RENFE).

El vehículo se hallaba adscrito actualmente a las actuaciones corporativas desarrolladas por Ilunion, empresa perteneciente al Grupo Social ONCE, y desarrollaba un importante papel en determinadas labores de carácter formativo. No obstante, conscientes del valor histórico del vehículo y llevados de la conocida apuesta cultural del Grupo, sus responsables mostraron desde el primer momento la más absoluta disposición a su permuta por otro vehículo de sustitución.

Es en este punto en el que, gracias también de sus exigentes criterios en materia de Responsabilidad Social Corporativa, resultó esencial el apoyo del Grupo Cementos Portland Valderrivas. A fin de poder materializar cuanto antes la citada permuta, los responsables del prestigioso Grupo cementero pusieron inmediatamente a nuestra disposición otro vagón-cisterna de carácter mucho más moderno. Así, y gracias a tan decidida apuesta, ha podido cerrarse y hacerse efectivo, en favor del conjunto de nuestra sociedad, el rescate de esta singular pieza de nuestro patrimonio cultural.