PRESERVACIÓN DE UN HISTÓRICO VAGÓN DE BORDES ALTOS

Tras diversas conversaciones al respecto se ha logrado alcanzar finalmente el oportuno acuerdo para la preservación cultural de un histórico vehículo vinculado a nuestra trayectoria histórica en materia ferroviaria. El mismo era propiedad hasta ahora de la prestigiosa firma OLEICFAT, especializada en la producción y tratamiento de productos derivados del aceite de oliva, los cuales comercializa a nivel internacional.

La empresa propietaria, fundada en la década de 1920 por la familia Espuny, la cual mantiene la titularidad de las instalaciones de Puente Genil, se orientó inicialmente a cuanto giraba en torno al aceite de orujo, produciendo también en su día jabones y centrándose a partir de los sesenta en la producción de aceite fino. Su sensibilidad cultural ha sido determinante para hacer posible este resultado, a través del acuerdo alcanzado al respecto.

El vehículo preservado responde al modelo de vagón de dos ejes y bordes de 1.500 mm. diseñado por la Comisión de Unificación de Material, creada a instancias de la Federación de Industrias Nacionales, durante la citada década de 1920. Éste vino a sustituir a tipos anteriores de diversos diseños que habían encargado hasta entonces las diferentes compañías y que habían venido circulando ya con profusión por nuestra red ferroviaria.

Este modelo unificado, siempre para una carga máxima de 20 toneladas, se fabricó con diversos tipos de freno, existiendo gran número de ellos dotados de garita para el agente encargado de servir el husillo. Otros, no. A este último tipo corresponde el vehículo preservado, el cual está dotado de ejes RN 21 y cajas de engrase de paleta. Por otra parte, responde a la variante dotada de testeros abatibles. Aunque concebidos para carga general, el empleo de este tipo de vagones estuvo muy vinculado al transporte de carbón.