RETIRADA DE LA LOCOMOTORA DEUTZ CEDIDA POR SAINT GOBAIN

Una vez debidamente formalizada la cesión por parte de la multinacional francesa SAINT GOBAIN del tractor diésel de maniobras construido en 1965 por Deutz, de Colonia (Alemania), bajo el número de fábrica 57980, éste debía ser retirado de su emplazamiento. Emplazamiento que, desde su retirada del servicio, era la planta de fabricación de vidrio que la prestigiosa empresa cristalera mantiene en Arbós (Tarragona).

Para efectuar dicha retirada resultaba necesario, como es habitual en estos casos, el planteamiento de la correspondiente operación logística. Operación a desarrollar en colaboración con las empresas especializadas que debían llevarla a cabo. Tras su concreción, se desplazaban hasta la citada planta fabril los medios técnicos de elevación y de transporte mediante los que debía tener lugar el traslado de esta histórica pieza de nuestro patrimonio ferroviario.

Llegados al lugar a la hora programada la grúa y el camión especial que debía conducir el vehículo, habían tenido lugar en éste las previas labores a efectuar en estos casos para que el traslado se desarrollara sin ninguna clase de contratiempo. Alzado el vehículo, depositado sobre la plataforma dispuesta al efecto y convenientemente atado, el transporte abandonaba las instalaciones de SAINT GOBAIN y la localidad de Arbós.

El camión especial de transporte iniciaba viaje a continuación, incorporándose a la Ctra. Nal. 340 en sentido Barcelona, acompañado en todo momento por la grúa autopropulsada encargada de su carga y descarga. Tras llamar la atención de cuantos se veían sorprendidos por tan singular traslado, el interesante tractor llegaba a su destino en la localidad de Martorell (Barcelona), donde el tránsito por la localidad presentaba las habituales complicaciones derivadas de la angostura de algunos de los puntos de acceso.

A pesar de tales dificultades, el transporte llegada a destino sin la más mínima incidencia, gracias a la precisa planificación habitual y la valiosa colaboración prestada como de costumbre por la Policía Municipal. Tras ello el vehículo era oportunamente izado y descargado finalmente en las vías correspondientes. Concluida la operación logística, éste quedaba a la espera de su restauración operativa.