SALUDO

A través de estas líneas queremos poner nuestra fundación a disposición del conjunto de la sociedad española, a la que, según su propia finalidad estatuaria, desea servir en la medida de sus posibilidades.

La diferencia que nos separa de la mayoría de los países del continente en todo cuanto se refiere a la sensibilidad respecto al patrimonio arqueológico industrial en sus distintas vertientes es algo que debe quedar definitivamente superado.

Así, la FUNDACIÓN DEL PATRIMONIO FERROVIARIO tiene por objeto crear un nuevo marco, en base al sector privado, que propicie la superación global de ese pobre escenario con que nos encontramos en nuestro país.

Las diferentes entidades llamadas a participar con nosotros en ese proceso lo harán en virtud de su conciencia social y su compromiso con el futuro de nuestra sociedad. Conscientes de la realidad que analizamos, su vocación será la de acometer este patriótico reto, en defensa de nuestro patrimonio.

La presencia y operativa de material histórico ferroviario en España debe dejar de ser una anomalía para convertirse en algo habitual. Cualquier efeméride de carácter social y cultural tiene que poder contar, en un clima de normalidad, con su debida presencia.

A ello dedicará nuestra fundación todos sus desvelos, siempre al servicio de nuestra sociedad mediante los diferentes mecanismos a través de los que desarrollar su actuación. No faltará por nuestra parte el decidido empeño para que cada una de las actuaciones emprendidas obtenga el éxito que nos hemos impuesto alcanzar.

Jorge Sanz – Presidente